SALUD

¿Realmente tiene propiedades médicas meterse un ajo en la vagina?

Seguro leyeron el chisme tuitero de esta semana… pero si estuvieron desconectados, aquí les contamos que este 2020 lo arrancamos con una curiosa confesión que se hizo viral. Una chava contó que se metió un diente de ajo en la vagina y lo extravió por un ratito. Luego luego empezaron las burlas por este extraño estilo de medicina alternativa y aunque algunos sí se pasaron de lanza con sus mensajes violentos, la verdad es que a todo mundo le quedó la duda. ¿Neta sirve de algo o nomás perdió el tiempo con esta extraña marinada?

¿Realmente tiene propiedades médicas meterse un ajo en la vagina?

Nosotros no te vamos a decir qué puedes o no puedes hacer con un diente de ajo (o con tu vagina), pero la doctora Jennifer Gunter tiene toda una carrera explicándolo.

Tal vez no conozcas a esta obstetra y ginecóloga, pero tiene una serie de libros y publicaciones en medios tan reconocidos como el New York Times en los que te explica literalmente las cosas que no debes de poner en tu vagina. Le ha dedicado capítulos enteros al jugo de limón, al yogurt, al orégano y hasta el Vick VapoRub. Ouch… mil veces ouch.

Publicaciones Relacionadas :  La combinación perfecta entre Zac Efron y Joaquín El Chapo Guzmán

La cosa es que sin conocer a la nueva tuitera consentida de los mexicanos, hace unos meses la doctora Jennifer Gunter publicó algo que nos va a servir bastante esta tarde.

En su cuenta de Twitter (@DrJenGunter), la especialista describió las razones por las que, a menos que quieras espantar vampiros, no sirve para nada meterte un ajo en la vagina. Según su investigación, esta práctica no ayuda a limpiar infecciones, tampoco hace absolutamente nada por la flora vaginal y mucho menos es una curación mágica que te quita la gripa, el cuerpo cortado o el dolor de espalda.

La realidad es que el ajo contiene algo que se llama alicina que puede ser un antifúngico (que actúa contra los hongos) pero nomás funciona bajo condiciones controladas.

Publicaciones Relacionadas :  Gaspar Servio se burla de balaceras en Culiacán

“Solamente funciona en un laboratorio”, explica la doctora Gunter. “Los aficionados al ajo en la vagina recomiendan insertar un diente. Esto quiere decir que no saben que para obtener alicina el ajo tiene que ser cortado o machacado“.

En su mensaje, la especialista recuerda que también hay bacterias de la tierra en el ajo que no se quitan con una simple lavada, por lo que podrían empeorar las infecciones que se intentaban curar. Ya ni se diga que menciona que cerca del 70% de las personas que se automedicaron por haber tenido infecciones vaginales no tenían ninguna enfermedad en realidad. “El efecto placebo es fuerte. Si crees que un ajo en la vagina te hará sentir mejor, probablemente lo consigas”.

Al final, mientras algunos sitios de internet o tuiteras que se hacen virales recomienden estas prácticas de medicina alternativa, no hay nadie más que tú para decidir qué hacer con tu salud.

Publicaciones Relacionadas :  Día Mundial de la Salud Mental: Cuando 40 segundos pueden marcar la diferencia

Y sobre el asunto de meterte ajo o cualquier otro tipo de alimento en la vagina, pocas cosas hay que agregar mas que hacer el punto que la periodista Jelisa Castrodale hizo en una publicación para la revista Vice. “Esto podría tener mucho menos que ver con una mala información o una mala educación y mucho más que ver con la casi eterna estigmatización de los problemas de salud de las mujeres. Es más fácil, menos invasivo y menos vergonzoso ir al supermercado que ir al médico”, señaló.

 

(Visited 17 times, 1 visits today)
COMPATIR